u-virtual

instagram

Twitter 512x512

 Youtube 2013 icon

facebook-hover

linkedin-hover

 

 

 

 

¿Qué es la Acreditación?
¿Qué significa calidad en la educación superior? ¿Como se determina?
¿La acreditación se aplica a programas o a las instituciones como un todo?
¿Quién hace la Acreditación?
¿Cómo se lleva a cabo la Acreditación?
¿Qué factores se evalúan durante el proceso de Acreditación Institucional?
¿Cuáles son las condiciones iniciales?
¿Cuál es el procedimiento que deben seguir las instituciones?
¿Cuál es el fundamento legal de la Acreditación?
¿La acreditacion es obligatoria ? ¿Es un requisito para abrir programas?
¿Hay otras entidades acreditadoras en Colombia?
¿Para qué sirve la Acreditación?
¿En qué etapa se encuentra la Universidad de Medellín actualmente?
¿Quiénes pueden ser Pares Académicos?
¿La Acreditación es permanente?
¿Qué es la Acreditación Previa?
¿Cuáles son las diferencias entre la Acreditación de Alta Calidad y la Acreditacion Previa?
¿Quién dirige la Acreditación en Colombia?
¿Dónde está el CNA?

 ¿Qué es la Acreditación?

La Acreditación es el acto por el cual el Estado adopta y hace público el reconocimiento que los pares académicos hacen de la comprobación que efectúa una institución sobre la calidad de sus programas académicos, su organización y funcionamiento y el cumplimiento de su función social.

Sin embargo debe tenerse en cuenta que la acreditación no es sólo una oportunidad para el reconocimiento por parte del Estado de la calidad de un programa o de una institución; es una ocasión para comparar la formación que se imparte con la que reconocen como válida y deseable los pares académicos, es decir, aquellos que representan el deber ser, los que tienen las cualidades esenciales de la comunidad que es reconocida como poseedora de ese saber y que ha adquirido, por ello mismo, una responsabilidad social. También es una ocasión para reconocer la dinámica del mejoramiento de la calidad y para precisar metas de desarrollo deseable. La participación de pares internacionalmente reconocidos dentro del proceso de acreditación podría derivar en un reconocimiento internacional de la calidad de programas e instituciones.

¿Qué significa calidad en la educación superior? ¿Como se determina?

El concepto de calidad aplicado a las instituciones de educación superior hace referencia a un atributo del servicio público de la educación en general y, en particular, al modo como ese servicio se presta, según el tipo de institución de que se trate.

La calidad de la educación superior es la razón de ser del Sistema Nacional de Acreditación; reconocerla, velar por su incremento y fomentar su desarrollo otorga sentido a la acción del Consejo Nacional de Acreditación. La calidad, así entendida, supone el esfuerzo continuo de las instituciones por cumplir en forma responsable con las exigencias propias de cada una de sus funciones. Estas funciones que, en última instancia, pueden reducirse a docencia, investigación y proyección social, reciben diferentes énfasis de una institución a otra, dando lugar a distintos estilos de institución.

Para determinar la calidad de una institución o programa se tendrán en cuenta:

Las características universales expresadas en sus notas constitutivas. Estas características sirven como fundamento de la tipología de las instituciones y constituyen los denominadores comunes de cada tipo.
Los referentes históricos; es decir, lo que la institución ha pretendido ser, lo que históricamente han sido las instituciones de su tipo y lo que en el momento histórico presente y en la sociedad concreta se reconoce como el tipo al que esta institución pertenece (la normatividad existente, las orientaciones básicas que movilizan el sector educativo).
Lo que la institución singularmente considerada define como su especificidad o su vocación primera (la misión institucional y sus propósitos).

¿La acreditación se aplica a programas o a las instituciones como un todo?

La Acreditación, según la Ley, está orientada en última instancia hacia las instituciones como un todo. Sin embargo, por razones técnicas y prácticas, y de acuerdo con las políticas trazadas por el Consejo Nacional de Educación Superior (CESU ), el proceso de acreditación se iniciará por programas académicos conducentes a título de pregrado. Una institución solamente podrá utilizar el calificativo de acreditada en relación con los programas que tenga acreditados, a menos que haya culminado satisfactoriamente el proceso de acreditación institucional. La acreditación de programas no conduce automáticamente a la acreditación institucional; ésta se concibe como un acto separado y autónomo que, no obstante, implicará la acreditación previa de programas de la institución y podrá apoyarse en ella.

¿Quién hace la Acreditación?

La institución que debe empeñarse seria y responsablemente en una autoevaluación profunda, sincera y capaz de valorar sus aciertos y desaciertos, tanto en la acumulación de los requisitos necesarios para la buena calidad académica, como los procesos y resultados, por los que pretende tender a la excelencia.

La acreditación deberá estar basada en un PROCESO EVALUATIVO que no sólo debe dar cuenta de una situación puntual en el tiempo, sino también de un proceso dinámico de la institución, rescatando los logros obtenidos a través de un período de tiempo y las metas que se hayan señalado, la planeación que se haya prospectado para alcanzarlas y los mecanismos y recursos acordados para ser realizada.

Los pares académicos designados por el Consejo Nacional de Acreditación que examinan la pertinencia, veracidad y efectividad del proceso interno y de los resultados de la autoevaluación a la luz de los criterios de calidad y de los instrumentos definidos por este Consejo.

El Consejo Nacional de Acreditación, compuesto por académicos que preside todo el proceso, lo organiza, los fiscaliza, da fe de su calidad y finalmente recomienda al Ministro de Educación Nacional acreditar los programas e instituciones que lo merezcan, y señala metas de crecimiento a las que todavía no llegan según niveles de calidad convenidos.

El Ministro de Educación Nacional, a quien compete proferir el acto de acreditación.

¿Cómo se lleva a cabo la Acreditación?

La acreditación deberá efectuarse teniendo en cuenta los siguientes componentes:

a) La autoevaluación, hecha por las instituciones, para lo cual deben utilizarse guías coherentes con los criterios y características de calidad definidos por el Consejo Nacional de Acreditación. Estas guías podrán ser diferenciadas según el tipo de institución o área del conocimiento, y deberán incluir elementos cuantitativos y cualitativos. Esta autoevaluación deberá tener como punto de partida la definición que haga la institución de su naturaleza, su misión y su proyecto educativo. Se busca preservar las características propias de cada institución, no de homogeneizarlas.
b) La evaluación externa, hecha por los pares académicos nombrados por el Consejo Nacional de Acreditación, mediante visita a la institución, para comprobar la objetividad y veracidad de la autoevaluación en cuanto a la calidad de sus programas académicos, su organización y funcionamiento y el cumplimiento de su función social. La evaluación externa concluirá con el informe que rindan estos pares sobre los resultados, acompañado de recomendaciones para el mejoramiento institucional, cuando sea necesario.
c) La respuesta de la institución que se ha sometido al proceso de acreditación, al informe de la evaluación externa y a las recomendaciones.
d) La recomendación final sobre la acreditación propiamente dicha, hecha por el Consejo Nacional de Acreditación al Ministro de Educación Nacional.
e) El acto de Acreditación, que le corresponde al Ministro de Educación Nacional.

¿Qué factores se evalúan durante el proceso de Acreditación Institucional?

Considerando la unidad que se debe conservar para la evaluación institucional, la acreditación evalúa diez factores básicos en los que se incluyen cada una de las partes que conforman la Comunidad Universitaria.

Misión y Proyecto Institucional
Profesores y Estudiantes
Procesos Académicos
Investigación
Pertinencia e Impacto Social
Procesos de Autoevaluación y Autorregulación
Bienestar Institucional
Organización, Gestión y Administración
Planta Física y Recursos de Apoyo Académico
Recursos Financieros

¿Cuáles son las condiciones iniciales?

Para solicitar la acreditación de un programa, es necesario que la institución, a juicio del Consejo Nacional de Acreditación, cumpla con las siguientes condiciones iniciales:

Estar debidamente autorizada para operar como una institución de educación superior y para otorgar títulos en el programa que se propone acreditar.
Cumplir con las normas legales establecidas para la educación superior y, en particular, las que corresponden a las instituciones de su tipo.
Tener una misión claramente formulada, que sea coherente con su naturaleza y su definición institucional y que sea de conocimiento público. Esta misión debe reflejarse en las actividades del programa, cuyos logros deben ser susceptibles de evaluación.
Haber formulado un proyecto educativo que le sirva como referencia fundamental en los procesos de toma de decisiones
Contar con un núcleo profesoral que sea apropiado, en cantidad, calidad y dedicación, a la naturaleza de la institución y del programa que se aspira a acreditar.
Contar con estatutos y reglamentos de profesores y estudiantes, que incluyan políticas claras de selección y vinculación de profesores y de admisión de estudiantes. Estas normas deben definir los deberes y derechos de unos y otros y el régimen de su participación en los órganos directivos de la institución.
Tener una tradición en el programa que se espera acreditar, reflejada en su incidencia efectiva en el medio y en la existencia de varias promociones de egresados, de cuyo desempeño profesional haya posibilidades de seguimiento.
Contar con una estructura organizacional y con sistemas de administración y gestión que correspondan a la naturaleza, tamaño y complejidad de la institución y del programa.
Disponer de una infraestructura locativa y logística que satisfaga las necesidades de la institución y las del programa.
Mantener una comprobada estabilidad financiera y utilizar adecuadamente los recursos de que dispone, en correspondencia con su naturaleza, misión y objetivos.
Contar con un ambiente institucional apropiado y con políticas e instalaciones orientadas a mantener el bienestar de todos sus miembros.
No haber sido objeto de sanciones, en los últimos cinco años, por el incumplimiento de las disposiciones legales que rigen la educación superior, ni estar intervenida en el momento en que se hace la solicitud.
Nota 1. Si en algún momento después de iniciado el proceso de acreditación, hubiere algún cambio sustancial en las condiciones iniciales, éste debe ser informado al Consejo Nacional de Acreditación por el Rector.
Nota 2. Si en algún momento después de iniciado el proceso de acreditación, la institución fuere objeto de sanción por incumplimiento de las disposiciones legales que rigen la educación superior, o fuere intervenida, el proceso será suspendido.

¿Cuál es el procedimiento que deben seguir las instituciones?

El procedimiento que deben seguir las instituciones que aspiren a tener el reconocimiento de la calidad de sus programas por parte del Estado, es el siguiente:

Comunicación del representante legal de la institución dirigida al Consejo Nacional de Acreditación en la que exprese:
a) la voluntad de la institución de acreditar uno o varios de sus programas.
b) que conoce los Lineamientos para la acreditación
c) que cumple con las condiciones iniciales señaladas en él.
Apreciación de las condiciones iniciales de la institución mediante visita realizada por el Consejo Nacional de Acreditación. Si este Consejo considera que la institución cumple estas condiciones iniciales, lo comunicará a la institución y le señalará el tiempo dentro del cual deberá culminar el proceso de autoevaluación. La institución, una vez recibida esta comunicación, podrá iniciar formalmente el proceso de acreditación. En caso contrario, el Consejo Nacional de Acreditación hará las recomendaciones pertinentes a la institución.
El proceso de autoevaluación que constituye la iniciación formal de la acreditación de un programa debe concluirse en el término de tiempo señalado por el Consejo Nacional de Acreditación. Esta autoevaluación se ceñirá a los criterios, características e instrumentos establecidos por este Consejo.
La institución hará remisión al Consejo Nacional de Acreditación del informe de autoevaluación del programa. Dicho informe debe poseer la estructura definida por el Consejo en guía elaborada para el efecto.
Concluida la fase anterior, el Consejo Nacional de Acreditación procederá a la designación de los pares, apoyándose en la comunidad académica y científica del país o del exterior.
El Consejo Nacional de Acreditación entrará en comunicación con el representante legal de la institución para proyectar la fecha de iniciación de la evaluación por pares.
Los pares, una vez constituidos en comisión, recibirán la inducción correspondiente por parte del Consejo Nacional de Acreditación y desarrollarán su evaluación siguiendo guías especialmente preparadas para ello por el Consejo y teniendo en cuenta el informe de autoevaluación del programa, la misión y el proyecto educativo de la institución.
La comisión de pares rendirá un informe al Consejo Nacional de Acreditación, el cual podrá pedir las aclaraciones y complementaciones que estime convenientes. El informe final de la evaluación externa será entregado al Consejo Nacional de Acreditación el cual enviará copia del mismo a la institución. Esta última podrá reaccionar al informe.
El Consejo Nacional de Acreditación, con base en los resultados de la autoevaluación y de la evaluación externa, y oída la institución, hará la evaluación final.
En caso de que el Consejo Nacional de Acreditación conceptúe favorablemente sobre la acreditación del programa, elaborará y remitirá su concepto técnico al Ministro de Educación Nacional para la expedición del acto de acreditación. Este concepto incluirá una recomendación sobre el tiempo durante el cual estará vigente la acreditación. Esta vigencia no podrá ser inferior a 3 ni superior a 10 años.
Si el programa no fuese acreditado, la institución podrá desarrollar, con las recomendaciones del Consejo Nacional de Acreditación, una estrategia de mejoramiento de la calidad que le posibilite la iniciación de un nuevo proceso, a partir de los dos años de culminado el primero.
Finalmente, el Ministro de Educación Nacional expedirá el acto de acreditación, con base en el concepto técnico emitido por el Consejo Nacional de Acreditación

¿Cuál es el fundamento legal de la Acreditación?

La acreditación se fundamenta en:

La Constitución Política, promulgada en 1991, que estableció que la educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social y consagró las libertades de enseñanza, aprendizaje, investigación y cátedra. De igual manera, garantizó la autonomía universitaria, ordenó al Estado fortalecer la investigación científica en las universidades oficiales y privadas y ofrecer condiciones especiales para su desarrollo, y le asignó la obligación de facilitar mecanismos financieros que hagan posible el acceso de todas las personas aptas a la educación superior.

Por su parte, la Ley 30 de 1992, al desarrollar los deberes y derechos consagrados en la Constitución, precisa, como principio orientador de la acción del Estado, el interés de propiciar el fomento de la calidad del servicio educativo.

El Decreto 2904 de 1994 define la Acreditación, indica quiénes forman parte del Sistema Nacional de Acreditación y señala las etapas y los agentes del proceso de acreditación.

El Acuerdo 04 de 1995 del CESU mediante el cual se expidió el reglamento que determina las funciones e integración del Consejo Nacional de Acreditación. Se precisa allí que este Consejo debe promover y ejecutar la política de acreditación adoptada por aquél, debe coordinar los respectivos procesos, orientar a las instituciones en su autoevaluación y adoptar los criterios de calidad y los instrumentos e indicadores que han de aplicarse en la evaluación externa.

Por último, se han fijado las políticas que han de seguirse en materia de acreditación mediante el Acuerdo 06 de 1995 del CESU. En esta norma se reiteran los fundamentos del proceso de Acreditación y las características de los procesos de autoevaluación y de Acreditación propiamente dicha, se precisa quiénes son los agentes de la Acreditación y se detallan las etapas de ese proceso; así mismo se reitera el papel del Consejo Nacional de Acreditación en el conjunto del Sistema.

¿La Acreditación es obligatoria ? ¿Es un requisito para abrir programas?

No, es de carácter voluntario. La Ley 30 de 1992 le da a las instituciones de educación superior la libertad de acogerse al Sistema Nacional de acreditación, lo cual implica que éste es un proceso diferente al de inspección y vigilancia que debe ejercer el Estado, y que, por tanto, la acreditación no reemplaza.

La Acreditación tampoco es un mecanismo para la autorización de programas, ya que con ella no se busca garantizar el cumplimiento de unos requisitos mínimos de funcionamiento. El Sistema Nacional de acreditación debe inscribirse en el concepto del FOMENTO DE LA CALIDAD, Es un mecanismo para la búsqueda permanente de más altos niveles de calidad por parte de las instituciones que quieran acogerse a él para el fortalecimiento de su capacidad de autorregulación y para su mejoramiento.

¿Hay otras entidades acreditadoras en Colombia?

En caso que alguno o algunos grupos o instituciones de la sociedad promuevan procesos de reconocimiento de la calidad de instituciones de Educación Superior, las autoevaluaciones realizadas podrán ser utilizadas por el sistema Nacional de Acreditación si el Consejo Nacional de Acreditación considera que corresponden a sus propios criterios y a su modelo. Así mismo, los pares académicos, escogidos para el efecto de la autoevaluación, por el grupo o grupos mencionados, podrán ser también considerados entre los que el Consejo Nacional de Acreditación designe para efectos de la acreditación. Sin embargo, la acreditación del Estado es responsabilidad idelegable del Consejo Nacional de Acreditación.

¿Para qué sirve la Acreditación?

El proceso de acreditación, integralmente considerado, tiene los objetivos siguientes:
Propiciar el mejoramiento de la calidad de la Educación Superior.
Ser un mecanismo para que las instituciones de educación superior rindan cuentas ante la sociedad y el Estado sobre el servicio educativo que prestan.
Propiciar la idoneidad y la solidez de las instituciones que prestan el servicio público de Educación Superior.
Ser un incentivo para que las instituciones verifiquen el cumplimiento de su misión, sus propósitos y sus objetivos en el marco de la Constitución y la Ley, y de acuerdo con sus propios estatutos.
Propiciar el auto - exámen permanente de instituciones y programas académicos en el contexto de una cultura de la evaluación.
Ser un instrumento mediante el cual el Estado da fe pública de la calidad de las instituciones y de los programas de educación superior.
Brindar información confiable a los usuarios del servicio educativo del nivel superior y alimentar el Sistema Nacional de Información creado por la Ley.
Ser un incentivo para los académicos, en la medida en que permita objetivar el sentido y la credibilidad de su trabajo y propiciar el reconocimiento de sus realizaciones.

¿En qué etapa se encuentra la Universidad de Medellín actualmente?

En este momento la Universidad de Medellín se encuentra desarrollando el proceso de Autoevaluación con fines de Acreditación, aunque esto se hace de manera constante como una forma de consolidar una cultura de evaluación de la calidad, lo que resulta un requisito básico para el mejoramiento.

Se busca evaluar cada uno de los órganos de la Universidad con el fin de conocer sus fortalezas y debilidades, y establecer las rutas para el mejoramiento.

¿Quiénes pueden ser Pares Académicos?

Se consideran pares académicos:

Personas que se destacan por reunir las notas esenciales que caracterizan el deber ser de los miembros de una comunidad académica y, que por su formación, están en condiciones de evaluar el proyecto académico y el modo como este proyecto se concreta en la institución y de establecer las conexiones existentes entre lo universal y lo local o regional.
Profesionales experimentados y reconocidos en el correspondiente campo disciplinario o como directivos de los diferentes tipos de instituciones de educación superior existentes en el país o en el exterior.
Expertos de reconocida trayectoria en otros aspectos relacionados con las materias de la evaluación en cuestión.
Se consideran pares académicos:

Personas que se destacan por reunir las notas esenciales que caracterizan el deber ser de los miembros de una comunidad académica y, que por su formación, están en condiciones de evaluar el proyecto académico y el modo como este proyecto se concreta en la institución y de establecer las conexiones existentes entre lo universal y lo local o regional.
Profesionales experimentados y reconocidos en el correspondiente campo disciplinario o como directivos de los diferentes tipos de instituciones de educación superior existentes en el país o en el exterior.
Expertos de reconocida trayectoria en otros aspectos relacionados con las materias de la evaluación en cuestión.

¿La Acreditación es permanente?

La Acreditación tiene CARACTER TEMPORAL. Se requiere una comprobación periódica ante pares académicos, nombrados por el Consejo Nacional de acreditación -CNA-, de la capacidad de autorregulación y de la calidad académica de la institución y de sus programas para continuar gozando de la Acreditación.

¿Qué es la Acreditación Previa?

La Acreditación Previa de los programas académicos en el área de la educación es un requisito de obligatorio cumplimiento establecido en el Decreto 272 del 11 de Febrero de 1998. De acuerdo con este decreto los programas de Pregrado y Especialización requieren de acreditación previa otorgada por el Ministerio de Educación Nacional, previo concepto del CNA. Para a los programas de Maestría y Doctorados en educación, la acreditación previa será expedida por el Ministro de Educación Nacional con base en le concepto de la Comisión Nacional de Maestrías y Doctorados, y mediante la autorización del Concejo Nacional de Educación Superior.

¿Cuáles son las diferencias entre la Acreditación de Alta Calidad y la Acreditación Previa?

En conformidad con el artículo 113 de la Ley 115 de 1994, el Decreto 272 de 1998 estableció que a partir de su vigencia los nuevos programas de pregrado y de especialización en Educación requerirán la Acreditación Previa otorgada por el Ministro de Educación Nacional, previo concepto del Consejo Nacional de Acreditación. Este concepto estará basado en la aplicación de los Criterios y Procedimientos para la Acreditación Previa elaborados por el Consejo, los cuales incorporan los requisitos establecidos en el citado Decreto. Para el caso de los programas de maestrías y doctorados, el concepto será dado por la Comisión Nacional de Maestrías y Doctorados al Consejo Nacional de Educación Superior, CESU.

Los actuales programas regulares de pregrado y de posgrado en Educación que se encuentren registrados en el ICFES tienen un plazo de dos años, contados a partir de la promulgación del Decreto, para obtener la Acreditación Previa.

Conviene señalar que dicha Acreditación Previa es diferente de la Acreditación del Sistema Nacional de Acreditación, establecida por la Ley 30 de 1992.

El Sistema Nacional de Acreditación tiene por objetivo fundamental garantizar a la sociedad que las instituciones que hacen parte de él cumplen los más altos requisitos de calidad y que realizan sus propósitos y objetivos. La Acreditación Previa, en cambio, está inscrita en el marco de la inspección y vigilancia que debe realizar el Estado para asegurar que los programas formadores de educadores presten sus servicios sólo si cumplen unos requisitos.

De la anterior distinción fundamental se desprenden otras diferencias, tales como:

La Acreditación de alta calidad del Sistema Nacional de Acreditación es voluntaria; la Acreditación Previa es obligatoria.
La falta de Acreditación a que alude la Ley 30 de 1992 no tiene efectos punitivos; la falta de Acreditación Previa en el plazo previsto implica que la institución no podrá seguir prestando el servicio de formación de educadores.
La Acreditación sólo podrá realizarse cuando el programa académico que se desea acreditar ya esté funcionando y tenga varias promociones de egresados; a excepción de los programas que ya existen, la Acreditación Previa debe realizarse antes de que el programa en Educación se ofrezca por primera vez.
La obtención de la Acreditación Previa no reemplazará a la Acreditación del Sistema Nacional de Acreditación. Después de contar con la Acreditación Previa, las instituciones que así lo deseen y cumplan con los requisitos para ello, podrán solicitar la Acreditación de sus programas formadores de educadores.

¿Quién dirige la Acreditación en Colombia?

El Consejo Nacional de Acreditación CNA, es el organismo designado por el Ministerio de Educación Nacional. Compuesto por académicos, encargados de presidir todo el proceso, organizarlo, fiscalizarlo, dar fe de su calidad y finalmente recomendar al Ministro de Educación Nacional acreditar los programas e instituciones que lo merezcan, y señalar metas de crecimiento a las instituciones que todavía alcanzan los niveles de calidad requeridos.

¿Dónde está el CNA?

Santafé de Bogotá, Colombia, Sur América.
Dirección postal : Calle 19 No. 6-68 Piso 17
Telefonos: (+57-1) 3 411 050, (+57-1) 3 411 052
Fax: (+57-1) 2 863 416
Correo Electrónico : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.