u-virtual

facebook

twitter

Introducción

El año 2006 se constituyó para la Universidad en un período crucial en lo que tiene que ver con su plataforma estratégica; de un lado, el proceso de Acreditación Institucional en que debía incursionar de acuerdo con lo planificado en el Plan de Desarrollo 2003–2006; del otro, la vigencia de dicha carta de navegación expiraba en el mes de diciembre. Ambos acontecimientos tienen su relación directa con el Proyecto Educativo Institucional que, de hecho, reclamaba una evaluación, de acuerdo con las nuevas tendencias de la educación superior.

En suma, eran tres ejercicios rigurosamente interdependientes que involucraban todo el estamento universitario y que de manera anticipada se había previsto requerían llevarse a cabo en la misma época.

De los tres ejercicios, el Plan de Desarrollo es receptor de los resultados de los otros dos, por ser el instrumento dinamizador por excelencia.

En este orden de ideas y liderados por la División de Autoevaluación y Acreditación, se realizaron las actividades que permitieran a la Universidad incursionar  en  el propósito de alcanzar  la  Acreditación Institucional.  Para esto, se tomaron, entre otros, los proyectos del Plan de Desarrollo 2003–2006, y se agruparon con base en las prioridades que demandaba dicho proceso.

De esa agrupación se definieron unos megaproyectos con objetivos y metas claros, que permitieran acceder a ese propósito en el año 2008, horizonte definido por el Alma Máter para ratificar su posicionamiento como una de las mejores universidades del país.

Los megaproyectos que tienen su punto de partida en el segundo semestre de 2006 se incluyen dentro de la dinámica de construcción del nuevo Plan de Desarrollo, como parte integrante de las propuestas para el año 2014.

Con respecto al Proyecto Educativo Institucional, la Vicerrectoría Académica lideró un proceso participativo por excelencia, que permitió, bajo los nuevos postulados de la educación superior, analizarlo y confrontarlo con  nuestra realidad, de tal manera que facilitara a la Universidad disponer de una carta de navegación estratégica moderna y adecuada a las nuevas circunstancias.

Este ejercicio, por obvias razones, estuvo inmerso en los más intensos debates alrededor de la Institución que soñamos, desde el punto de vista académico, administrativo y de bienestar universitario.

La participación activa de la comunidad universitaria, representada en su ápice estratégico, trajo como consecuencia la formulación de innumerables propuestas que, una vez discutidas, analizadas y depuradas, permitieron la consolidación de un Proyecto Institucional con unas finalidades acordes con las particulares características de la cultura de nuestra Alma Máter.

Ver documento completo "Plan de Desarrollo Estratégico para el período 2007-2014"